El héroe no suele salir en la foto

Publicado: diciembre 25, 2012 en Uncategorized

Mugi32_13_IKURRINA

Hay pocas falacias tan extendidas como esa de que una imagen vale más que mil palabras. Primero, porque algunas imágenes no valen nada sin palabras. Y segundo, porque los héroes no suelen salir en las fotos. Hay profesionales de ponerse ante el objetivo para darse mérito que no tienen. No es el caso que nos ocupa. Pero el héroe de esta historia no sale en la foto. Bueno, sí que sale, pero no te has fijado en él.

Cualquier hincha del Athletic o de la Real Sociedad, o cualquier vasco, o cualquiera al que le guste la historia y el fútbol conoce esta imagen de memoria. Inaxio Kortabarria, capitán de la mejor Real de la historia, abertzale convencido que renunció a la selección española cuando más difícil era porque no sentía esa camiseta, sujeta una ikurriña con José Ángel Iribar, capitán de uno de los mejores Athletic de la historia, abertzale convencido que fue el gran portero de la selección española aunque no sintiese la camiseta.

La foto es del cinco de diciembre de 1976 y es histórica porque la bandera que sujetan era ilegal. Atocha vio cómo los dos grandes equipos del País Vasco tomaban la cabeza de una reivindicación mayoritaria entonces: la legalización de la ikurriña. Tal decisión se tomó semanas después, pero ese día los futbolistas se jugaron el pellejo.

En la retina quedan los dos capitanes, y toda su historia personal, como protas para enmarcar un recuerdo. Pero el verdadero héroe de todo esto no es ninguno de ellos. Es el dueño de las piernas que asoman debajo de la bandera. Era un futbolista. Y la suya es una historia apasionante.

Lo entrevisté en San Sebastián. Me contó cosas que sabía sobre su vida y aquel día, y otras que me dejaron boquiabierto. Tengo para mí que también alucinarán a quien las lea, aunque sepa quién es y conozca bien esta foto.

Anuncios
comentarios
  1. Joseba dice:

    Soy vasco y conozco perfectamente esta foto, como no puede ser de otro modo. No en vano es algo histórico; representa la ruptura con una tiranía que no dejaba expresarse a la gente.

    No sería capaz de hacer un ensayo sobre fútbol y política, pero tampoco sobre fútbol (que como espectáculo me interesa tanto como la fluctuación del índice Nikkei) o sobre política de manera separada. Y sin embargo, me llama la atención tu blog, al que he llegado (¡curioso!) poniendo en el buscador “futbolistas gays”. Me llama la atención porque, tras dar una vuelta por el blog, veo que se mezcla izquierdismo y nacionalismo, cosa que ya más que molestarme me cansa. No sé si el libro está escrito desde una militancia ideológica o desde un desapasionamiento neutral, pero siempre he denigrado en cierto modo que cierta izquierda española acepte el nacionalismo independentista, quizá porque se contrapone a un nacionalismo español que nuestra época identifica exclusivamente con Franco. Como si Azaña o Pi i Margall no hubieran sido igualmente nacionalistas españoles.

    Pero a lo concreto: Iribar, que es un tipo estupendo, fue fundador de HB en su día. Como vasco de familia vasca y nacionalista debí torcerme en algún momento de mi desarrollo, y nunca me identifiqué con sus mitos, todos ellos falsos e incompatibles con el rigor historicista del discurso mterialista de izquierdas, porque proviene del carlismo y del tradicionalismo; el nacionalismo se nutre de conceptos reaccionarios como raza y pueblo, y excluye al que no comparte su visión echándole al saco de los no adeptos, de los no vascos o de los “vascoespañoles” (expresión muy del gusto de los más veteranos del PNV y HB)

    Como ves, intento dar una vuelta al asunto. ¿Es posible criticar al nacionalismo desde una visión puramente de izquierdas (aunque sea de manera académica y no “popular”)? Si no es posible, quizá deba resignarme a que en realidad no puedo creer en conceptos como ciudadanía, ilustración, democracia y libertad (la de verdad, la de los derechos del hombre).

    O quizá es que no tenga (y no tengo) capacidad para hablar de estos asuntos. Me gustan autores como Jon Juaristi, en estos últimos años metido de lleno en asociaciones de extrema derecha. Y sólo porque critica los fundamentos sentimentales de quienes lloran viendo esta foto.

    En fin, no me quiero alargar. No soy escritor, no soy pensador. Sólo echo cuatro pensamientos a la olla y los dejo cocinar. Pero me gustaría que con el tiempo este país, que se llama España, acepte que los nacionalismos no tienen que ser de izquierdas cuando promueven disensos propios de eras precontemporáneas. Quizá. Lo sueño. Tanto como que la foto que ilustra esta entrada de blog, que era casi una reacción efervescente tras 40 años de dictadura, se considere algo pasado, algo propio de personas para las que un pensamiento político valía menos que ser, hoy como antes, ser humano.

    Gracias.

  2. leemelibros dice:

    Estimado Joseba:

    En el libro está escrito desde un punto de vista neutral, algo que no le excluye la pasión del curioso, del que quiere saber, desentrañar y entender mejor (en muchos casos echando abajo historias supuestamente míticas que el autor pone en entredicho con datos y razones). Quizá este libro sea más para gente como tú que para quienes buscan un libro puramente deportivo o militante políticamente, porque cada capítulo es un reportaje periodístico cuyo único nexo de unión es el elemento que figura en el título del volumen: historias de futbolistas que en un momento dado de sus carreras se declararon públicamente de izquierdas (mi recomendación es que buscases en una librería el libro y leyeses, aunque sea por encima, los capítulos dedicados a futbolistas vascos, de los que hay unos cuantos, y que también ojeases otros capítulos para que te hicieses una idea más cercana tanto del contenido como del enfoque del libro).

    Muchas gracias en cualquier caso por tu aportación al debate, tan bien escrita, tan bien razonada y tan llena de contenido.

    Un saludo.

  3. iñigo dice:

    Muchas gracias, eskerrik asko.

  4. Ser abertzale no es ser de izquierdas, más bien lo contrario y eso es algo con lo que la derecha ha conseguido muchos votos y la izquierda ha perdido apoyo popular en España; y en Cataluña o Euskadi se han perdido …

  5. Iñaki dice:

    Parece un libro interesante, lo comprare. He leido agusto, pero que quereis que os diga… Lo de ahora y lo de siempre supongo. Que no es que tenga mayor apego a unos simbolos ni a unas tradiciones (que lo tengo), ni que me importe el color de los trapos del ayunta; sino que me parece que la mejor opcion para avanzar desde Iruña hasta Cadiz, es organizarse y emanciparse del estado, porque antes de tratar de convencer a un ciudadano que vive a 1000kmn de mi puebo de la necesidad de salir en la siguiente huelga aceptando las reglas de juego de los lacayos del capital, prefiero organizar asambleas y entenderme con mis vecinos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s