Archivos para octubre, 2012

Quise que este blog fuera un lugar que insinuara y adelantara el contenido del libro, lo que supuse que iba a ser lo que más os gustaría, y también un diario de mis peripecias para escribirlo, la parte más coñazo y, quizá, vanidosa. Hoy os va a tocar leer ésta.

Nunca he escrito un libro en serio. Éste es el primero. Al ser un proyecto de tantos años, abandonado y retomado unas cuantas veces, uno cuenta con gente que ‘seguro’ te va a decir que sí y con otros que sabes que no querrán salir. En su día dijo no Valdano y ahora ha dicho no Maradona. Cada uno por sus razones, expresadas con diferentes niveles de educación (los que podéis imaginar), pero con unanimidad en lo que cuenta: el no. La verdad sea dicha, no tenía más interés que el comercial en que salieran. Hablando de fútbol y política, no me interesaban ni lo más mínimo ninguno de los dos. Pensé que vendería algún libro más si salían. Nada más. No estarán en ‘Futbolistas de Izquierdas’. No me quitan el sueño.

El que sí me ha jodido, pero hasta el punto de cabrearme mucho, es el ‘no’ de Oleguer Presas. A través de un amigo suyo, el exjugador del Barça dejó claro que quiere centrarse en su vida actual (vive tranquilo, creo que en Sabadell, profundizando en sus estudios de economía y muy activo políticamente) y va a llevar espartanamente a rajatabla eso de no conceder ninguna entrevista. El viejo y manido argumento de “es que si concedo una, tengo que conceder todas”. El ‘no’ fue educado y lo agradezco, pero no puedo evitar que me joda una barbaridad. Oleguer no va a estar en el libro porque él no ha querido. Me planteé escribir algo sobre él pero sin él, pero me pareció una pequeña traición a los que sí se han prestado. Con todo el dolor de mi corazón, el futbolista de izquierdas más relevante de España (sorry, Oleguer; por lo de España, digo) no saldrá en el libro. Espero, eso sí, que lo compre, porque le va a gustar. En cierta manera, este proyecto nació para contar (de verdad y de una vez por todas) la historia real de Oleguer Presas. Y no va a ocurrir. Comprenderéis mi frustración.

Los libros, como todo proyecto a largo plazo, nunca salen del todo como pensábamos. Para los lectores será, espero, un gran libro, y estoy seguro de que no echarán de menos a Oleguer porque tendrán historias de sobra para que haya merecido la pena pagar el precio. Pero un proyecto en el que te dejas tanto de ti siempre tiene algo de viaje personal. Y el que estoy haciendo yo no necesitaba ni a Valdano ni a Maradona, pero sí a Oleguer Presas. Siempre será un viaje incompleto.

Anuncios