Archivos para septiembre, 2012

Pep Guardiola, con el chándal de la selección española puesto, dice que “Cataluña es mi país”.

Guardiola nunca ocultó ser independentista. Ni que jugaba con España porque tocaba, no porque quisiera. Que sí, que podía haber renunciado a jugar con la selección española, pero en lo que quiero contar no es importante.

No sé si Guardiola es de izquierdas. Posiblemente lo sea, aunque me temo que está más cerca del falso buenismo de Barack Obama que de irse de juerga con Oleguer Presas. En cualquier caso, como volvió a demostrar ayer desde Nueva York apoyando la Diada, es deliberadamente independentista.

No sé si Iker Casillas es de izquierdas ni qué piensa de la independencia de Cataluña. En cualquier caso, representa el emblema del club que más se adosa a la bandera de España: el Real Madrid. No sé si Xavi Hernández es de izquierdas, pero sí que la bandera de España no le hace demasiada gracia. De hecho, tras la celebración del Mundial se vio a todo el equipo partiéndose de risa cuando, en la celebración de Madrid, dijo “Viva España” como si hubiera perdido una apuesta.

En las relaciones diarias, el afán independentista de Cataluña, sea lo masivo que sea, debería ser un tema que hablásemos con naturalidad. Que sirviera hasta para mofarse de Xavi obligándole a decir ‘Viva España’ ante una multitud. Para reírmos, como hacen en segundo plano los madrileños Pepe Reina y Rubén de la Red y el andaluz Juanito.

En el libro, Endika Guarrotxena, el mítico autor del gol del Athletic en la final de la Copa del Rey de 1984 contra el Barça y luego concejal de la izquierda abertzale, me contó una anécdota. Jugaba con la selección española sub21 y al acabar cada partido cambiaba con el rival toda su ropa: camiseta, pantalón, medias. Ni el chándal se quedaba. Emilio Butragueño, integrante de aquella selección y suscriptor del diario ABC (no sé si lo sigue siendo, aunque sospecho que sí) le preguntó a Endika por qué lo hacía. “Porque para mí esa camiseta no significa nada”, le respondió el jugador. Endika me contó que, años después, en la final de Copa de 2009 entre Barça y Athletic, el Buitre y él se encontraron y hablaron cordialmente como viejos compañeros.

Hace unos días, Iker Casillas dijo que él inculcaba valores que le enseñaron tipos como Guardiola. Como es lógico y normal. Puede que haya dos o tres Españas, o las que sean, pero al final eso no es lo importante. Ni siquiera está cerca de ser LO importante.

Anuncios

Feliç Diada a tothom.

No sé decir (casi) nada más en catalán, pero os llamo a todos los catalanes que tenéis cierto interés en éste mi/nuestro libro para que me ayudéis: quiero entrevistar a Oleguer Presas, y de momento no he tenido demasiado éxito.

De hecho, creo que este libro no tiene mucho sentido sin una entrevista a Oleguer Presas. Ya escribí una vez que me parecía el primer exiliado político del fútbol reciente, y me interesa de verdad hablar con él largo y tendido: es el futbolista al que más le ha costado su militancia política indisimulada en la izquierda y el independentismo. No hay un caso igual en el mundo, al menos en los últimos lustros. Creo que compartiréis mi inquietud.

Por eso, os pido un esfuerzo, lectores: haced ruido, el suficiente para que lo escuche Oleguer. Tiene que darme la entrevista para que ‘Futbolistas de Izquierdas’ sea un libro como debe ser.