Lucarelli y Livorno, amor a la italiana

Publicado: agosto 13, 2012 en Uncategorized

La carrera de Cristiano Lucarelli, el jugador comunista, el tipo que renunció a 100 millones de pesetas por vestir la camiseta de la que es tifoso, ha terminado. Se retira con 36 años tras un año perennemente lesionado en el Nápoles.

Lucarelli jugó en el Parma, en el Torino, en el Valencia o en el Shaktar. Ha marcado goles en la Champions, ha sumado 220 goles de profesional. Ha hecho muchas cosas en el fútbol. Pero, sobre todo, representó a la izquierda y al verdadero hincha de un equipo en el césped. Nadie como él, para mí, en la historia del balompié.

Como ya conté, este libro nace por un texto de Enric González. Era un brillante brochazo de la vida de Lucarelli. Como yo no lo voy a relatar mejor que él en mi vida, leedlo aquí. Y con ese ánimo viajé a Livorno: si no lo vas a contar mejor que él, cuenta más que él. Fueron muchas entrevistas, muchos personajes. Y una conversación con el jugador, claro, a pesar de que el Livorno, el club que vende izquierdismo, no le dejase hacerla porque iba a hablar de política; Cristiano se plantó y la entrevista se hizo.

No será la última vez que hable de Lucarelli. Me apasiona. Por su fidelidad a su equipo, por la pureza de sus sentimientos, por ser, quizá, el último gran ejemplo de honestidad en el fútbol.

En un momento de su carrera, fue repudiado por los ultras cuyo escudo lleva tatuado en el antebrazo. La curva livornesa fue injusta y malcriada. Cristiano llegó a sufrir por vivir en el lugar donde nació, por pisar las calles que adora. Le pregunté por qué ese empecinamiento por vestir la camiseta del club. “Cuando discutes con tu suegra, no dejas a tu mujer”, dijo. El Livorno es su amor y su familia.

De pequeño iba con su padre a verlo cuando jugaba en Regional. Nunca se le quebró la fe, a pesar de que sus amigos eran del Milan o de la Juve. Esta temporada la squadra amaranto, la de la grada más orgullosamente comunista, volverá a vivir una temporada en la Serie B. Y está ahí de milagro: el año pasado casi baja a la C. El domingo jugaba un partido de Copa contra el Benevento, de Tercera. Pleno agosto, mucho calor, solo apto para hinchas muy hinchas. Cientos de personas, no más. La grada lucía así.

image

Y en la ficha de la crónica, un detalle: “In tribuna, Cristiano Lucarelli”. Como si hubiera duda.

Anuncios
comentarios
  1. Komf dice:

    Hola, yo sugiero una entrada para Juan Carlos Pérez, jugador cántabro recientemente fallecido que jugó en el Racing, el Barça y la selección española. http://www.eldiariomontanes.es/v/20110223/cantabria/juan-carlos-perez-futbolista-20110223.html

  2. […] que no soy sospechoso de ser de izquierdas precisamente. La historia que más me gustó es la de Cristiano Lucarelli y su Livorno. Y lo que menos fue el prólogo del Gran Wyoming, totalmente prescindible, y para no llevarme un […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s