Videla, el fútbol y el vídeo que te hiela la sangre

Publicado: julio 6, 2012 en Uncategorized

A Jorge Rafael Videla, militar de bigote inquietante y gesto cortante, le gustaba el baloncesto. Vaya un argentino: el fútbol no le interesaba. El siniestro milico prefería el cinco-pívot al cinco-mediocentro. Puede que le atrajera la táctica y la mecánica baloncestística que la indolencia y la improvisación del balompié. No teoricemos más: al tipo no le gustaba el fútbol. Y punto.

A Jorge Rafael Videla, dictador de maldad inaudita y con facilidad para traducirla en verbo y acción, le tocó que le gustara el fútbol. Comandó a la Argentina de 1976 a 1981, y entre medias le llegó la oportunidad de utilizar un Mundial de fútbol en beneficio de su causa. Y vaya si lo hizo: el Mundial del 78 fue una maquinaria de propaganda imparable que entronizó a su dictadura en el mundo. Cualquier otra lectura del hecho es mentira. Y punto.

A Jorge Rafael Videla, anciano de marcial pose y maldita dignidad, lo han condenado a 50 años de cárcel por hijo de puta. No hay castigo para gente así, no está inventado. Para mí, este tipo representa la maldad y el fanatismo. Basten los 20 primeros segundos de este vídeo para explicarlo: mirad el discurso que le pega a los jugadores de la selección albiceleste antes del Mundial del 78, cuando el combinado de César Luis Menotti visitó la Casa Rosada. Te hiela la sangre. Y punto.

En este libro hay un capítulo importante, quizá el más extenso, para el Mundial del 78. Desde la perspectiva de Suecia, de Holanda, de Argentina, de España. Desmonta muchos mitos, acaba con los falsos héroes. Espero que os guste.

Anuncios
comentarios
  1. Otto dice:

    Duele ver a Menotti contemporizando con Videla(aunque fuese lo que tocaba)

  2. […] En 1978 Argentina fue campeón del Mundo. La plantilla y los técnicos alegaron ignorancia, pero cuenta que ese fue el Mundial que sirvió para tapar las atrocidades de la dictadura. Desaparecidos y muertos. El planeta puso sus ojos en el país sudamericano pero nadie denunció –o no con tanta insistencia- los abusos del gobierno hacia sus ciudadanos. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s